Web El Palasiet
Tienda
Blog

+34 900 300 255

Tratamiento no quirúrgico de lesiones


Tratamiento no quirúrgico de lesiones deportivas

 

El tratamiento no quirúrgico es el paso anterior al paso por quirófano para la recuperación de una lesión.

Este tratamiento tiene tres partes principales: protección, disminución de la inflamación, y fortalecimiento de los músculos y tendones.

1. Protección. Incluye:

  • Reducir las actividades causantes de dolor: todo aquel movimiento continuado mal ejecutado causa a la larga dolor.
  • Modificar aquellas actividades que agravan el dolor
  • Disminuir el tiempo o intensidad de la actividad
  • Realizar siempre un correcto calentamiento de la musculatura corporal.
  • Realizar descansos y correctos estiramientos

Otros métodos de protección son la utilización de una codera elástica o una férula de muñeca y ocasionalmente la inmovilización con yeso.

 

2. El segundo componente del tratamiento no quirúrgico se dirige a disminuir la inflamación del tendón, disminuir el dolor y mejorar la funcionalidad de la zona, es la parte mas relacionada con las acciones beneficiosas del agua de mar, la talasoterapia . Esto podemos conseguirlo con distintas modalidades de rehabilitación: 

  • Masajes terapéuticos realizados por personal cualificado, siempre pensamos en masajes secos realizados en una cabina que para tratar la lesion son muy adecuados, pero es importante destacar la rehabilitación funcional de una zona lesionada inmersa en una piscina de agua de mar a una temperatura que nosotros llamamos indiferente que es la temperatura corporal entre 36-37ºC. La rehabilitación se realiza con el fisioterapeuta y el paciente en la piscina, teniendo en cuenta que un cuerpo en el mar apenas pesa el trabajo que se realiza para recuperar esa lesión es más fácil de ejecutar y si sumamos la acción analgesica,antiinflamatoria y relajante que de por si tiene ya el agua de mar, el tiempo de evolución de dicha lesión es menor. .
  • Empleo de técnicas de electroterapia: Ultrasonidos, láser, microondas, magnetoterapia, técnicas con un alto poder analgésico y antiinflamatorio. Son técnicas aplicadas localmente es decir concretamente en la zona lesionada y dependiendo de la zona de la lesión aplicaremos unas u otras. Técnicas que se realizan muchas veces combinadas con otros tratamientos. .
  • Aplicaciones y uso de lodos terapéuticos. Tienen diversas denominaciones dependiendo de la cantidad de componente solidó o liquido se pueden llamar: barros, lodos, fangos, limos, turbas, biogleas, sapropeli, gyttja. Se emplean para problemas articulares y musculares con propiedades cicatrizantes, analgésicos, hidratantes. Las técnicas de aplicación de los lodos son diversas: en forma de baños, inmersión en arcilla o diluida en el agua de baño, envolturas extiende la arcilla sobre la piel, se envuelve la zona con un plástico y se tapa con una manta caliente, cataplasmas extender la arcilla sobre las zonas que queramos tratar, compresas: mezcla de arcilla y agua que luego se envuelve con un plástico.

 

3. El tercer paso terapéutico es el fortalecimiento de la musculatura, un programa de estiramientos puede ser útil por disminuir la tensión del músculo sobre el tendón afecto. Los estiramientos incluyen el brazo afecto, así como el cuello, parte superior de la espalda y hombro, mano, muñeca, antebrazo y tríceps. Tendremos siempre en cuenta la orientación de un buen fisioterapeuta para saber como correctamente debemos realizar estos estiramientos y el calentamiento de nuestros grupos musculares.

No Quirurgico No Quirurgico No Quirurgico
×
¿Necesitas ayuda?

Nosotros te llamamos. Deja aquí tu teléfono y dinos cuándo

Iniciar